miércoles, 13 de septiembre de 2017

TIRSO DE MOLINA

Tirso de Molina, seudónimo de Gabriel Téllez,  poeta y dramaturgo Madrid1584- Almazán1648, denominada así desde 1939,   era la  Plaza del Progreso desde finales del siglo XIX en  homenaje de la ciudad de Madrid . El lugar, que entonces estaba lleno de árboles y bancos, tenía el aspecto de un clásico jardín romántico y estaba decorado con una estatua de Juan Álvarez Mendizábal, posiblemente el político más famoso de su época por la desamortización que llevaba su nombre y que permitió al estado y a él quedarse con numerosas propiedades. La estatua de Mendizábal de fecha 1869 fue fundida y reutilizada en el monumento a Felipe III dañado durante la Guerra Civil, mientras que el pedestal fue reutilizado para la colocación de la estatua de Tirso de Molina, realizada en 1943 por Rafael Vela del Castillo.


Grabado del siglo XIX

Foto propia

jueves, 7 de septiembre de 2017

VICTOR HUGO

En 1902, al celebrarse el centenario del nacimiento del escritor francés se solicitó la adjudicación de su nombre a esta calle.

En 1811  junto a su familia se trasladan a Madrid e ingresa como interno, junto con su hermano Eugène, en una residencia religiosa que los Escolapios tenían en el colegio de San Antón y que los ocupantes franceses habían convertido en un seminario de nobles.

Allí estaba el palacio Masserano, donde vivió siendo niño junto a su familia. Era entonces, su padre era general y miembro de la corte de José I.

Antes de que abriera la Gran Vía esta calle se denominaba de San Jorge comenzando en la de Caballero de Gracia.

Foto propia 
Calle Victor Hugo, foto propia

sábado, 2 de septiembre de 2017

LA PLAZA DE SANTA ANA

Surgió en 1810, cuando José Bonaparte, para mejorar su estética y condiciones de salubridad, mando derruir el Convento de Carmelitas Descalzas de Santa Ana, fundado en 1586 por San Juan de la Cruz, que se alzaba entre las calles del Prado y de la Gorguera (Núñez de Arce desde 1894).
El solar conservó el nombre del monasterio, se creó  un jardín donde se plantaron hermosos árboles y se instaló una fuente, diseñada por Siilvestre Pérez, adornada con una estatua de bronce, hecha por Leone Leoni hacia 1546: Carlos V y el Furor, procedente del Buen Retiro. En 1830 se colocó en el Museo del Prado, pudiéndose admirar en la Puerta de Goya.
En 1865 se le puso a la plaza el rótulo de Príncipe Alfonso, en honor del hijo de la reina Isabel II.
EN 1880 se colocó en mitad de la plaza la escultura de Pedro Calderón de la Barca, efectuada en mármol por Juan Figueras. Debido a las sucesivas reformas de la plaza hoy la podemos admirar muy cerca del Hotel Victoria.

Foto me gusta Madrid
Foto propia

lunes, 21 de agosto de 2017

LA PUERTA DEL SOL

La Puerta del Sol, ese magnífico cruce de calles, plasmada por Cas Oorthuys en 1955

Son las 5:30 y amenaza lluvia
Anuncios desaparecidos, gente y mas gente se ve una jovencita con calcetines

Saliendo del metro, vendiendo periódicos, una aprendiza, gente de Madrid
Lloviendo, comercios desaparecidos
Manolo pásame la llave de 15
La llave, no el aceite !!!
A que nos pone perdidos el carrito...
Ya vas pesando hijo mío
Menos mal que llevo paraguas
Y este sin venir, pues... me va a oir
Si es que no me puedo resistir
Al solecito que no llueve
Mirando desde el café de Levante
Un carro entrando en la calle del Arenal
Como me equivoque la lío
Que, compramos la prensa ?

Paseamos? 
Con la que está cayendo?
Son las 6:50
Tráfico
Vigilado
Cruzando por donde sea
Así fue 
Tapa al nene Puri
Y yo con falda tubo
Tabaco, cerillas, papel, loteria cerillero en el Levante
Era muy bonita
Ya estamos otra vez, y sin paraguas

BASÍLICA DE SAN FRANCISCO

Autores:
Francisco Cabezas (proyecto y obras)
Francisco Sabatini y Miguel Fernández (termmiinacioón y fachada) 1761-1784

Construida sobre el solar de una iglesia anterior derribada en 1760, la historia del proyecto y de las obras es extraordinariamente azarosa, llena de enfrentamientos de tipo profesional en el seno de la Academia de Bellas Artes . Rechazado el proyecto de Ventura Rodríguez, se adopta el plan circular con capillas adosadas de Francisco Cabezas, que cierra con una gran media naranja de 33 mts. de diámetro. Se suceden los problemas en las obras y, finalmente, Francisco Sabatini y Miguel Fernández refuerzan los muros y levantan la fachada curva que cierra la perspectiva desde la Carrera de San Francisco. A lo largo del siglo XIX se sucedieron proyectos para convertirla en Salón de Cortes o Panteón Nacional. Las criptas interiores se decoran con obras de la mayor parte de los pintores españoles de importancia del siglo XIX, incluyendo un Goya.

sábado, 19 de agosto de 2017

LA GRAN VIA

Fotografías realizadas, de la Gran Arteria madrileña ,entre 1927/36 por Antonio Passaporte, extraídas del archivo Loty del F.P.H.


lunes, 14 de agosto de 2017

DON SANTIAGO Y EL RETIRO

SABIAS QUE:

 En el Paseo de Venezuela del Parque del Retiro hay una escultura que pretendía ser homenaje a Cajal, pero de la que el Nobel renegó?. Obra del escultor Victorio Macho, (Palencia, 23 de diciembre de 1887-Toledo, 13 de julio de 1966) realizado en piedra granítica y bronce. Macho representó a Cajal reclinado, con manto y el torso desnudo, como un estóico heleno.

La obra  no fue del agrado de Cajal, que comentó irónicamente al verla: “Yo nunca me he desnudado ante ningún hombre”.  La escultura fue inaugurada en el año 1926 por el Rey Alfonso XIII, en un gran acto oficial al que Cajal no asistió.

Una vez inaugurado el monumento, Cajal no volvió a entrar en El Retiro, que había sido su parque favorito. Pese al desagrado de Cajal, la obra escultórica de Macho se hizo muy popular porque fue reproducida en el reverso de los billetes de 50 pesetas emitidos por el Banco de España en 1935, el año que siguió a su muerte.

sábado, 12 de agosto de 2017

EL HOSPICIO UN RELATO TRISTE

Situándonos a principios del Siglo XX.

..."Y comenzó para Isidro Maltrana la vida de asilado:


Y una existencia de sumisión, de disciplina, endulzada por el estudio...
Así pasaron los años, amoldándose Isidro de tal manera a su nueva existencia, que sólo en los días del paseo se acordaba de que tenía una madre fuera del Hospicio, grupos de mujeres pobres, se estacionaban en la acera del Tribunal de Cuentas, frente a la portada churrigueresca del Hospicio, grupos de mujeres pobres con niños de pecho, viejos obreros, y una nube de muchachos, que entretenían la espera la espera plantándose en medio del arroyo para "torear" a los tranvías, esperándolos hasta el último momento: el preciso para huir y no ser aplastados:

Eran las familias de los chicos del Hospicio. Las madres venían de los barrios más extremos de Madrid: lavanderas, traperas, viudas de trabajadores, mendigas, todo el mujerio abandonado y mísero. Se trataban como amigas al verse allí todas las semanas.

Esperaban la vuelta de los asilados, que al principio de la tarde habían salido a pasear por las afueras...."

La Horda de Vicente Blasco Ibáñez